Huchas de tulipanes

Es un agobio tener que estar pensando continuamente en el dinero, pagar la factura del gas, el colegio de los ni√Īos, cursos de submarinismo, las clases de yoga, las clases de ingl√©s, etc. En el neol√≠tico no exist√≠a el dinero, consegu√≠amos otras cosas usando el trueque.¬†

Cambiábamos pieles por carne y suplir nuestras necesidades proteicas, metales o piedras para hacer herramientas por semillas, ets. 

Desgraciadamente con el trueque no se podía ahorrar y mucho menos acumular las cosas para hacer trueques con tus vecinos en una preciosa hucha de tulipanes como las que te ofrecemos en nuestra web.

 

¬ŅPor qu√© comprar huchas de tulipanes?

Con el paso del tiempo se usaron la plata, el oro y el bronce como moneda, dejando el trueque de lado, su uso se extendió rápidamente ya que eran metales apreciados y conocidos por la mayor parte del planeta, su conservación era fácil, así como el transporte.

En el hemisferio norte se empezó a usar el papel moneda en el siglo XX mucho más tarde que en Asia donde los chinos lo usaban desde tiempos inmemoriales usando las hojas del árbol de oro de China o como lo conocemos en nuestro continente el Ginkgo.

Hoy en día, en nuestro planeta, usamos todo tipo de intercambio desde el antiguo trueque hasta la moderna moneda digital.

Nosotros nos quedamos con algo intermedio, con las monedas met√°licas, las que te sobran despu√©s de pagar el pan, o lo que te devuelven al pagar una cerveza con una tapa de bravas en la terraza del bar del barrio de tu ciudad, esas moneditas que no van a ning√ļn lado, pero que si las juntas se convierten en viajes a la nieve, las botas de aquel escaparate del centro que nunca te compraste porque son car√≠simas, una camiseta del Celta de Vigo, etc.

En nuestra web tenemos a solo un click de distancia la caja de ahorros perfecta para conseguir tus sue√Īos, con un dibujo muy especial para nosotros y por supuesto para t√≠, tulipanes, campos de lili√°ceas radiantes y de diferentes colores como las monedas que ir√°n cayendo por la ranura acerc√°ndote cada vez m√°s a tus sue√Īos.

Podr√°s observar un campo de tulipanes precioso mientras metes las monedas que te han sobrado de comprarle los medicamentos a tu abuela.

Adem√°s de huchas de tulipanes, en nuestra tienda tenemos: